22.6.06

El Uno


Todo el movimiento espasmódico que ha sacudido el mundo del cómic español ha provocado que editoriales como Norma, al perder sus derechos sobre el fondo de DC, se hayan visto obligados a buscar joyitas en todas partes y de ahí que se atrevan a publicar cómics comoEl Uno del enfant terrible Rick Veitch. Originalmente publicado en Marvel-Epic entre los años 1984 y 1986, fueron reeditados en un solo volumen en King Hell Press en el 2003 y aqui nos llega al fín su traducción. Quizás lo conocereis mas por su trabajo en Swamp Thing y Miracleman, todos ellos con fuerte dosis de polémica, como su fallida edición de The Last Temptation of Christ para DC, que nunca vió la luz. O sus cómics para la editorial desparecida Tundra, duramente criticados por su visión fascistoide de América o sus patinazos homofóbicos.
Pero todo comenzó con El Uno, definido como la última palabra sobre superhéroes que hasta el mismísimo Alan Moore lo califica como un pre-Watchmen. Más que eso, es una obra sobre el poder de autodestrucción de la humanidad, en el que los superseres son una arma más, de lo inútil que es el hombre y sus dirigentes en esas situaciones donde la capacidad destructora es apocalíptica y la necesidad de cada uno de nosotros de unirse contra todo eso, dejar de ser alguien y formar parte del todo, del Uno, para poder transcender esta vida absurda. Sí, hay mucho Watchmen, parodia de superhéroes, que aquí son monstruosos y mezquinos como todos nosotros, pero también hay esperanza y una especie de misticismo que me recuerda esos libros clásicos de ciencia ficción (Asimov, Clarke,etc) antes de que llegáse la depresión cyberpunk, cuando aún se creía que esto se podía arreglar. Todo esto mezclado con una buena dosis de humor (¿británico?) negro, satírico y un ritmo narrativo (esos cortes, cambios de enfoque, tratamiento de personajes y situaciones tan Alan Moore) digno de destacar. Quizás la única pega, ese tufillo a Dios que impregna alguna de sus páginas...
El Uno es otro trabajo más de toda esa serie de asesinos del cómic de superhéroes (Moore con Watchmen, Miller y su Dark Knight, Gibbons..etc) que, en su afán por darle la vuelta de rosca final a este género agonizante excepto casos aislados, los resucitaron... para no volver a ser nunca los mismos

(originalment publicat a La Palabra del Freak)